Sin categoría

El orden en el juego

Mientras preparaba la comida, L. venía a verme, cogía una naranja y se la llevaba al salón… Cuando he ido a ver dónde las estaba poniendo, me he encontrado esto…
María Montessori estableció una serie de períodos sensibles a partir de su observación. Son “ventanas de oportunidad”, momentos únicos en los que se produce un gran aprendizaje gracias a la repetición. El período sensible del orden se produce desde el año hasta los 3 años y medio (puede prolongarse hasta los 6). El orden externo es un reflejo del orden interno.
Si yo hubiera pedido que dejara las naranjas, su cerebro hubiera perdido esta oportunidad de aprendizaje.
En nuestra casa, hay un lugar para cada cosa y cada cosa está en su lugar. Es decir, tenemos una cesta para los animales y otra para los transportes. Cuando recogemos, ponemos cada cosa en su cesta.
En muchas escuelas, ponen una ficha para que identifiques cada cosa, las clasifiques y unas con flechas.
Nosotras preferimos vivenciarlo 😜

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *