Soy pedagoga especializada en educación activa y acompañamiento respetuoso a la infancia. Llevo casi 20 años trabajando en el sector educativo. Nada más terminar la carrera, comencé mi andadura como educadora en un proyecto socioeducativo en Cercedilla (Madrid), mi pueblo, donde aprendí a ser metódica y muy exigente con mi trabajo. Por aquella época, los premios y las consecuencias (el alterego de los castigos) impuestas por la persona adulta eran mi día a día. 

María Martín, Otoño 2019 en Cercedilla (Madrid)

Después de trabajar un tiempo en Ayuntamientos, Institutos, Colegios, etc. como técnica o como educadora, conseguí un puesto impresionante. Estuve casi 7 años trabajando en una ONG  asesorando psicopedagógicamente al equipo educativo, formando a educadores/as y voluntarios/as, creando material lúdico  (especialmente para trabajar la lectoescritura y el cálculo), implementando metodologías innovadoras en los proyectos de la Fundación y atendiendo a casos individuales de niños y niñas con dificultades de aprendizaje. De allí no sólo me llevo conocimiento profesional sino que pasé situaciones tan duras que también crecí mucho a nivel personal.

Fundación Balia por la Infancia.

Después de años de búsqueda y de darme cuenta de que el sistema educativo actual está basado en el aprendizaje memorístico, en los resultados académicos y en el cumplimiento de la jerarquía, realicé una formación que me cambiaría la vida; un postgrado de la URJC en el que aprendí otra forma de acompañar a la infancia, una mirada sin juicio desde el respeto mutuo y la posibilidad de enriquecer el ambiente para que el aprendizaje se dé de forma fluida y disfrutada.

1ª Edición del Curso Superior Universitario «Educación Activa y Acompañamiento Respetuoso al infancia». URJC junto con La Violeta, Espacio de Juego y Comunicación. (Móstoles, Madrid)

Y después de algunas experiencias de educación libre, inicié el Proyecto de Desarrollo Integral Borboleta, en Torrejón de Ardoz (Madrid). Allí pude comprobar que la conexión emocional es la base de la confianza, que el respeto mutuo favorece la adquisición de habilidades y competencias para unas relaciones respetuosas, que el respeto a los ritmos de cada persona es fundamental para hacer posible un aprendizaje vivencial y enraizado y que, además, ¡es posible! Fue un regalo de vida caminar junto a l@s pequeñ@s borboleteñ@s y sus maravillosas familias.

Espacio de Desarrollo Integral Borboleta (Torrejón de Ardoz, Madrid)

Por el camino, me he certificado como educadora de familias de Disciplina Positiva, he continuado mi trayectoria en la Comunicación No Violenta, me he formado con Tamara Chubarovsky, Gema Luna (Escuela Libre Canción de Luna), Laura García (Crecer Sumando), Beatriz G. Luna (experta en neuropsicología), Romina Pérez Toldi (mirada Pikler), José Antonio Fernández Bravo, Yvonne Laborda, etc.

Desde hace un tiempo, Luis, mi marido, y yo, comenzamos la aventura más maravillosa e intensa de la vida: acompañar a nuestra propia hija. La crianza nos muestra nuestros aprendizajes pendientes y, al mismo tiempo, el poco y exclusivo tiempo que tenemos para formarnos.

Primer día de vida de L.

Es por todo ello por lo que me he lanzado a compartir desde el ordenador, a acompañar a familias en el camino de una crianza consciente y a facilitar el acceso a un mirada de Respeto Mutuo. Soy una apasionada de la educación respetuosa y me encantaría que este mensaje llegara a todas las familias del mundo.